Feng Shui para oficinas: potencia tu trabajo

El Feng Shui es un ancestral sistema chino estético que pretende utilizar la doctrina taoísta para ayudar a mejorar la vida. Éste se basa en la existencia de un aliento vital o chi cuyo flujo se ve modificado por la forma y disposición del espacio, las orientaciones (puntos cardinales) y los cambios temporales. Y, aunque por muchos es tildado de pseudociencia o supersticiones chinas, no es menos cierto que actualmente en Europa esta práctica con más de 4.000 años de antiguedad ha alcanzado cierto auge. En Oriente, a modo de apunte, forma parte (desde generaciones atrás) del mundo emprearial y corporativo, sobretodo en grandes ciudades como Hong Kong, Shanghai o Tai Pei.

Aunque el objetivo de aplicar el Feng Shui a dicho ámbito empresarial va destinado al aumento de las ganancias (beneficios), éste incluye también la necesidad de crear ambientes mucho más armoniosos, en los cuáles podamos trabajar de forma más entusiasta y creativa. Para simplificarlo podríamos decir a “grosso modo” que aplicando los principios del Feng Shui de forma adecuada tendremos mejor suerte en nuestro trabajo u ocupación habitual.

oficina en Barcelona

Ejemplo de oficina dentro del Edificio David, Barcelona

Antes de entrar en materia, la premisa más importante (aplicable también a tu vida personal) es tener una actitud positiva y creer en tus posibilidades, una vez tenemos lo más importante podemos organizar nuestro espacio de trabajo para optimizar dicha energía positiva que te ayudará a trabajar de forma más armoniosa.

Está demostrado que los colores tienen un impacto en nuestras emociones, es fundamental acertar con éstos, por ejemplo para evitar el estrés se recomiendan colores claros y tonos poco estridentes que ayuden a la concentración, a relajarte y a trabajar creativamente, sin distracciones. Éstos son los colores que puedes utilizar en tu oficina.

oficinas en Barcelona

Ejemplo de oficina dentro del Edificio David, Barcelona

La luz natural (algo que el Edificio David te ofrece en sus oficinas) es uno de los puntos fuertes de esta doctrina aplicada al ámbito de trabajo. La ausencia de reflejos, sombras o destellos es fundamental para trabajar a gusto, asimismo la luz mortecina de los fluorescentes no deja correr los flujos de energía de forma correcta, debemos evitarlos en lo posible. La luz natural debe entrarnos desde la izquierda o desde la derecha según seamos diestros o zurdos, de esta forma evitaremos el punto de las sombras y efectos extraños de luz.

El escritorio (o el lugar principal que ocupamos al trabajar) debe ocupar el lugar dominante, de frente o en la diagonal con la puerta de entrada, con nuestra silla de espaldas a la pared. Asimismo, y para mantener tu mente concentrada en lo que estás haciendo lo mejor es tener solamente lo imprescindible y necesario sobre éste, acompañado si quieres de una de las claves fundamentales para el Feng Shui: una planta natural (no vale una de plástico). Esta deberá estar siempre visible. Tener muchas cosas encima del escritorio estanca la energía y entra en un caos constante, de hecho el desorden no permite (psicológicamente) concentrarse de forma adecuada.

oficinas en Barcelona

Ejemplo de oficina dentro del Edificio David, Barcelona

La ubicación del escritorio, al ser el lugar donde pasamos la mayor parte del tiempo, es fundamental; así como las dimensiones de éste e incluso la orientación. Dependiendo del tipo de trabajo que desarrollas en la oficina debemos tener en cuenta estos tres puntos básicos:

  • Si en tu trabajo necesitas asumir una posición de control y autoridad (como por ejemplo, puestos de gerencia, médico, abogado o cualquier trabajo en el cual sea necesario inspirar confianza o autoridad), entocnes lo más importante es que tu escritorio esté situado en la esquina más alejada de la puerta, dispuesto, no obstante, de forma en que puedas verla.
  • Detrás del escritorio no debes poner estanterías, armarios, ni situar a éste con ventanas detrás o delante. Sin embargo en dicha pared sí puedes poner diplomas o premios que avalen la autoridad o conocimientos que quieres transmitir.
  • Para profesiones más creativas, trabajos digamos más “solitarios” como periodistas, diseñadores gráficos, programadores web u tareas que requieran una mayor introspección y una abstracción del entorno, entonces lo más importante será que orientes correctamente tu escritorio con respecto a los puntos cardinales (otro de los principios fundamentales del Feng Shui).

Las oficinas que tenemos a tu disposición dentro del Edificio David cumplen muchas de estas premisas, lugar donde la luz natural es denominador común en todas las instalaciones, espacios diáfanos que invitan a construir tu propio espacio de la forma que tú creas que te va a beneficiar durante la jornada de trabajo. ¿Por qué no adecuarlo bajo el prisma de los principios del Feng Shui?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.