Aparcar en Barcelona: consejos de seguridad

Barcelona está de moda, miles de personas nos visitan cada día atraídos por el patrimonio cultural, arquitectónico, gastronómico o turístico. Y es que a raíz de las Olimpiadas del 92, Barcelona sufrió un cambio radical en su fisionomía, se abrió al mar y estableció un sistema de rondas que daban un mejor acceso a la ciudad. También, como es evidente, tras el éxito de los Juegos Olímpicos la publicidad fue espectacular ¿quién no recuerda alguna de las imágenes de esos juegos? ¿quién no tiene grabada en la retina al arquero encendiendo con una flecha el pebetero Olímpico?

Muchas de las personas que nos visitan lo hacen en avión, en barco a través de los múltiples cruceros que atracan en el puerto de Barcelona, otros lo hacen a bordo de autocares y muchos (sobre todo turismo nacional o de países europeos vecinos) viajan hasta la ciudad condal a bordo de sus propios vehículos.

parking barato centro barcelona, parkings barcelona

Si tú eres de los que viajan con su propio vehículo (coche o moto) y tienes intención de visitar Barcelona, queremos prevenirte sobre el peligro que acecha a los turistas que desconocen las zonas de la ciudad. Como pasa en todas las grandes urbes internacionales, nuestra ciudad (lamentablemente) también cuenta con los “amigos de lo ajeno“, organizados individualmente o en grupos especializados, que se encargan de robar cualquier objeto de valor que esté a la vista o directamente, si el vehículo es de gama alta, de sustraerlo para venderlo fuera de nuestras fronteras.

parking Barcelona

Una de las luminosas y vigiladas plantas de parking del Edficio David en Barcelona

Para evitar acontecimientos desagradables que pueden llevar al traste unas vacaciones perfectamente planificadas queremos darte unos consejos de seguridad para que estés sobreaviso y no acabes con un mal recuerdo del día en que visitaste nuestra ciudad.

  1. Durante el mes de agosto las zonas azules y verdes de muchos barrios de la ciudad de Barcelona son gratuitos (en el centro y zonas turísticas no lo son), lo cual invita a dejar el coche en ellas. Si lo haces házlo en zonas concurridas y fíjate en los coches de alrededor buscando signos de haber sido forzados, si hay cristales en el suelo, etc.

  2. No dejes ningún objeto a la vista por insignificante que te parezca. Si lo dejas, éste puede ser suficiente para inspirar la curiosidad de alguien y que, como mínimo te acabe rompiendo el cristal.

  3. Antes de abandonar el vehículo asegúrate de que lo has cerrado correctamente. Acciona la palanca tanto de la puerta como del maletero. Son muchas las veces que creemos que hemos cerrado con la llave o el mando y en realidad éste ha fallado. Si no lo haces, alguien lo hará por tí con fatal desenlace.

  4. Llévate la documentación contigo. Sí, sabemos que es un poco incómodo ir con la documentación encima, pero en un país extranjero, o en una ciudad que desconoces por completo siempre es mejor ser cauto, te evitará un montón de disgustos y de papeleo a la hora de hacer la pertinente denuncia. Además, si el ladrón te roba el coche y también la documentación, le estarás facilitando la vida.

  5. Cuando te desplaces por la ciudad (por zonas que desconozcas) es mejor hacerlo con las puertas bloqueadas, hay quien sufre robos incluso con el vehículo en marcha, abren la puerta del copiloto y roban lo primero que encuentran, el móvil, un bolso, etc. Ser precavido evita muchos disgustos.

  6. Haz caso omiso de los que te avisan o te preguntan alguna cosa cuando estás en proceso de carga y descarga, seguramente tienen un compañero que está pendiente de tu distracción para robarte desde la maleta hasta el coche si se da la ocasión. El mismo consejo sirve también si estás en marcha y te avisan con luces o gestos.

  7. Intenta no cargar el maletero con las compras del día en plena calle y a la vista de todos, si lo haces es para irte del lugar. Si dejas las compras en el maletero y te vas a hacer otras gestiones seguramente te encuentres el coche desvalijado, la ciudad tiene mil ojos y no sabes cuántos de ellos te están mirando en ese instante. Pasa desapercibido.

  8. La utilización de antirrobos, transmisores GPS o el grabado de las lunas puede hacer desistir a algunos ladrones poco profesionalizados, pero no a las bandas organizadas. Dejar un coche de alta gama desatendido en cualquier zona azul de la ciudad es un reclamo apetitoso para cualquiera que quiera ganarse el sueldo del mes.

Aunque suene a tópico, la prudencia, el sentido común y la discreción son los mejores aliados para no sufrir un robo de este tipo. Si quieres ir a lo cómodo, sencillo y seguro puedes hacer como hacen muchos visitantes y dejar el coche en un parking vigilado las 24 horas y utilizar el transporte público. En verano, muchos de nuestros clientes utilizan el parking como “campamento base” gracias a la oferta lowcost para aparcar en Barcelona en vacaciones, por una tarifa mucho más económica que la que te ofrecerán en tu hotel puedes dormir tranquilo y sin preocupaciones. Tu coche estará seguro en un parking amplio, vigilado, céntrico, comunicado con todos los transportes públicos de la ciudad y, como te hemos apuntado, abierto las 24 horas. ¡Y a disfrutar de tus vacaciones!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.