Qué debes tener en cuenta al abrir un negocio en un centro comercial

Seguro que has oído una y mil veces la palabra emprendedor. Hasta hace poco tiempo, el emprendedor no ha sido más que un personaje con ganas de trabajar por su cuenta, de iniciar una aventura llena de obstáculos para conseguir un sueño: ser independiente y vivir a costa de su propio esfuerzo y superación personal. Muchas de estas personas, ahora llamadas emprendedores, han conseguido tener éxito en sus propósitos y han alcanzado la meta, incluso la han superado. Otros, por desgracia no lo han conseguido por varios factores, el más importante la falta de previsión y por supuesto la falta de un estudio previo de mercado.

El sacrificio (tanto económico como personal) que supone perseguir un sueño, es lo más destacable, jornadas interminables, llamadas de teléfono a horas intempestivas, conseguir financiación … pero cuando el negocio empieza a aflorar, cuando ves que los frutos de tu esfuerzo se convierten en éxito, es cuando te das cuenta de que nada es imposible. También es el momento en que pasas de emprendedor a triunfador y ya nadie se acuerda de todo lo que hay detrás de esa empresa de éxito que has creado.

Centro Comercial David en Barcelona

Internet ha ayudado a los emprendedores, y sobre todo lo ha hecho durante la crisis económica que ha azotado a todas las economías, la poca infraestructura que se necesitas, la mínima inversión para montar una web o tienda online hoy en día, etc. Pero tras esta recesión que parece que ya va siendo cosa del pasado afloran de nuevo los comercios tradicionales, aquellos comercios que necesitan de una idea, un local y audiencia a la que presentar sus productos. Hablamos de los emprendedores menos reconocidos pero que sin sus negocios harían tambalear no solo la economía de todo el país sino también a las costumbres heredadas del día a día de los barrios: zapaterías, ferreterías, mercerías, farmacias, etc.

¿Por qué abrir un negocio en un centro comercial en Barcelona?

Los centros comerciales son un punto de reunión muy importante, centro neurálgico de un barrio e incluso de gente de barrios vecinos. Un lugar donde pasear, comprar, comer, cenar, o tomarse una copa en un ambiente relajado y desenfadado. La intención de compra de los visitantes es más alta que la de los que pasan por cualquier calle y, evidentemente, la afluencia de público al cabo de un año es bastante mayor que la que puede estar pasando por una calle cualquiera de Barcelona. Para triunfar solo hay que estudiar bien las necesidades del público objetivo que se mueve por la zona, hacer un estudio de mercado de la oferta y la demanda y lanzarse a la aventura siempre que estos datos sean relevantes y positivos. ¿Te atreves?

gente en centro comercial Barcelona

Qué tener en cuenta antes de abrir un negocio en un centro comercial

Antes de iniciar un negocio tienes que estudiar las necesidades del público que te rodea, por ejemplo en el Centro Comercial David de Barcelona tienes un público objetivo muy definido que es el de las oficinas en alquiler que alberga y el de todo el entorno mercantil que lo rodea (los cientos de empresas que trabajan por la zona), luego existe otro público igualmente definido que es el que accede al gran gimnasio DiR de la primera y segunda planta, y por último otro público que es el que vive por la zona y que normalmente se desplaza al supermercado Mercadona alojado en la misma planta del edificio. De esta forma, conociendo el público del centro comercial y adivinando sus gustos puedes hacerte una idea general de qué pueden estar necesitando.

Muchas veces caemos en el error de abrir un negocio en cualquier sitio sin tener en cuenta la demanda. Es decir, ofertar productos con los que la audiencia no se identifica seguramente te va a acarrear graves problemas económicos. Primero hay que identificar las necesidades del sector de la población donde te ubicas y luego cubrirlas. Y si quieres hacerlo al revés, es decir, “yo quiero montar una floristería” debes investigar dónde se tiene dicha necesidad y montar la floristería en el punto exacto.

negocios en centro comercial moderno

¿Y qué pasa con la competencia? hoy en día es habitual ver -por ejemplo- fruterías pegadas unas a otras, o bares en cada esquina, esto ocurre porque suele haber más demanda que oferta, y cada establecimiento acaba quedándose con su público fidelizado. No hay que caer en el error de saturar el mercado porque puedes salir escaldado con la experiencia.

Los nichos de mercado son mucho más sencillos de atacar dentro de un centro comercial que tiene muy bien definido el público que transita por sus pasillos. De este modo es interesante estar unos días deambulando por dichos pasillos, hablando con los responsables de los alquileres de los locales, con los propios comerciantes y constatar todos y cada uno de los datos que recibes. Ver el tipo de gente, identificar las necesidades e incluso averiguar a qué estatus social y económico se corresponden en su mayoría. Este tipo de estadísticas puedes hacerlas tú o encargarlas a empresas que se dedican a la investigación de mercados. Una vez tengas todos esos datos encima de la mesa viene la pregunta, ¿encaja mi negocio dentro de este espacio?

Por el Centro Comercial David de Barcelona pasan anualmente más de 3 millones de visitantes, y como te hemos explicado, la audiencia está muy definida y segmentada, con lo cual es más sencillo ajustar las necesidades de todos ellos. La diversificación de negocios dentro del propio centro comercial hace también que no se entre en competencia directa con ninguna otra tienda, cada uno tienes su espacio y de este modo se cubre la demanda total que puedan tener.

Si quieres que te orientemos o te expliquemos un poco más sobre las posibilidades de negocio dentro del Centro Comercial David solo tienes que contactar con nosotros, te explicaremos con detalle todo lo que necesites saber e incluso te ayudaremos en todo lo que necesites. Tenemos locales disponibles en alquiler desde 50 m2 a varios miles de m2.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *