Edificios emblemáticos de Barcelona (parte I)

Barcelona es una ciudad reconocida mundialmente por la dispar arquitectura de sus edificios. Grandes arquitectos de todos los tiempos, de fama internacional, han proyectado sus obras en la ciudad condal y han traspasado la frontera entre lo que es un edificio singular para pasar a convertirse en patrimonio artístico de Barcelona.

Multitud de nombres ilustres se agolpan a nuestra memoria: Antoni Gaudí, Josep Puig i Cadafalch, Lluís Domènech i Montaner, etc. Pero fuera de este circuito modernista Barcelona también destaca por otras obras con fachadas emblemáticas que forman parte del paisaje urbano de la ciudad. Quizás no tan artísticas en algunos casos, pero sí representativas de la cara más fastuosa de la ciudad por situarse en puntos estratégicos de la misma.

Con este artículo empezamos una serie de post relacionados con las fachadas y edificios más emblemáticos de Barcelona, con los cuáles queremos que conozcas la ciudad que nos acoge desde hace casi una centuria. Una ciudad de contrastes que suele enamorar a quien la visita.

Edificio “Banesto” en Plaza Catalunya

Uno de los edificios de estilo neoclásico más reconocibles de la ciudad por estar situado en mitad de la Plaza Catalunya, albergó el célebre Hotel Colón y durante la Guerra Civil española alojó a los miembros del PSUC. Después pasó por las manos de Banesto y Cajamadrid (de donde coge el nombre). Aunque originalmente se construyó en 1902, con ampliaciones en 1916, no fue hasta 1942 que el arquitecto Eusebi Bona Puig lo rediseñó tal y como lo conocemos hoy. Lo curioso es que intentó seguir las líneas arquitectónicas del edificio colindante (el edificio Pich i Pon).

Edificio Banesto Barcelona

Edificio Banesto (Banco Español de Crédito) actualmente, presidiendo la Plaça Catalunya

Edificio Banesto Barcelona

El popular edificio en construcción una vez derribado el célebre Hotel Colón

Aunque la historia le ha hecho partícipe de varias etapas, unas más alegres y otras más oscuras, el edificio sigue en pie, monumental, viendo pasar el tiempo a través de las esculturas del artista Frederic Marés. En el 2010 el edificio fue vendido por 53 millones de euros y desde hace poco tiempo, en los bajos del edificio, Apple instaló una de sus tiendas más grandes del mundo. Los proyectos que esperan para darle un futuro a las plantas superiores son todavía una incógnita.

Edificio Palau Robert, Avenida Diagonal / Paseo de Gràcia

Un ejemplo perfecto de arquitectura neoclásica de Barcelona construido entre los años 1898 y 1903 como residencia privada de Robert Robert i Suría (marqués de Robert), por Henri Grandpierre y dirigido por Joan Martorell. Como todos los edificios emblemáticos de Barcelona, éste también ha pasado por varios proyectos, desde un hotel y sala de espectáculos a la sede de la Consejería de Cultura de la Generalitat de Catalunya por orden de Josep Tarradellas (ya en plena Guerra Civil). Más tarde acabó de nuevo en manos privadas hasta que en 1981 fue adquirido por la Generalitat de Catalunya que ha convertido el edificio en un centro de información, exposiciones, espectáculos culturales, etc.

Palau Robert Barcelona

El Palau Robert en la actualidad, en la confluencia del Paseo de Gràcia y la Avenida Diagonal

Palau Robert Barcelona

El Palau Robert a principios del siglo XX, Barcelona

Como curiosidad añadir que se construyó con piedra procedente del macizo del Montgrí y que las numerosas palmeras que pueblan el jardín procedían de la Exposición Universal de Barcelona de 1888.

Edificio Casa Lleó Morera, Paseo de Gràcia

Aunque quizás no sea el máximo exponente del modernismo catalán (y el más reconocido) sí es el único edificio de la denominada “Manzana de la Discordia” que recibió el premio del Concurso anual de edificio artísticos otorgado por el Ayuntamiento de Barcelona (en su edición de 1906). El proyecto fue en realidad una reforma de la antigua Casa Rocamora (del año 1864) que empezó en 1902 y se terminó en 1905. La gran cantidad de escultores, decoradores y pintores de primer orden de la época que trabajaron en él hicieron resplandecer al edificio por encima del resto.

Casa lleó Morera Barcelona

La casa Lleó Morera en la actualidad después de la última rehabilitación

Casa lleó Morera Barcelona

Una foto antigua de la Milla de la Discordia, con la casa Lleó Morera al frente.

A modo de curiosidad, en 1943 se instaló una tienda Loewe y, con la reforma, se perdieron todos los ventanales y esculturas de la planta baja. A mediados de 1980 el edificio sufrió una restauración total ya que en la Guerra Civil había sufrido grandes destrozos por el fuego de las ametralladoras. En los 90 se recuperaron algunas esculturas y elementos arquitectónicos de la fachada.

¿Os ha gustado este monográfico sobre fachadas emblemáticas de Barcelona? Pronto escribiremos sobre muchos más edificios de Barcelona, incluido el Edificio David, del que ya hemos escrito anteriormente todo un post hablando sobre las peculiaridades del mismo. Como dijimos unas líneas más arriba este es el primero de una serie de artículos sobre algunos edificios emblemáticos de la ciudad, no dejes de leer nuestra bitácora para conocer profundamente la historia de Barcelona y cómo va ligada a los edificios y arquitectura que contiene.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.