Entradas

Qué es mejor, ¿alquilar o comprar una oficina?

Seguramente muchas veces te hayas planteado esta cuestión, sobre todo cuando inicias un negocio o cuando pretendes dar un segundo paso para avanzar hacia un futuro más prometedor: el crecimiento.

Honestamente, no existe una repuesta única que pueda satisfacerte por completo, así que lo que vamos a tratar de explicarte en este artículo va orientado a que seas tú quien se identifique con lo expuesto y puedas tomar la decisión más acertada.

Como sabes, dentro del Edificio David tenemos oficinas exclusivas en alquiler en Barcelona, por lo que sabemos un poco de lo que hablamos al mencionar las principales ventajas y desventajas que ofrece cada opción.

Intentaremos ser lo más parciales en este aspecto, no sufras. 😉

Ventajas y desventajas de alquilar una oficina

  • Ventajas de alquilar una oficina

1.- El desembolso inicial (aunque haya que adelantar fianza) es mucho menor que en el caso de compra. Esto te va a permitir, sobre todo si estás empezando, poder destinar una parte de esta inversión inicial a otros elementos importantes de tu negocio (ordenadores, mobiliario, tecnología, etc).
2.- La posibilidad real de poder ubicarte en un lugar céntrico y bien comunicado de tu ciudad y por lo tanto flexibilidad en cuanto al cambio, ya sea por crecimiento de la empresa o por querer cambiar de domicilio por las causas que sean.
3.- Reducción de costes en cuanto a mantenimiento, impuestos municipales, posibles obras y reformas, derramas de la comunidad de vecinos, etc además de otros gastos inherentes a la propiedad.
4.- Los gastos derivados del alquiler serán tratados como una gasto deducible que puedes desgravarte trimestralmente en tus declaraciones de impuestos.
5.- Si estás empezando como empresa es más sencillo adaptarte a un espacio reducido e ir creciendo paulatinamente sin tener que pagar por un espacio que no vas a utilizar.

  • Desventajas de alquilar una oficina

1.- Tendrás un gasto anual variable de acuerdo a la inflación.
2.- En caso de querer abandonar el local deberás de avisar con antelación y en algunos casos (si el contrato así lo indica) tener que pagar una penalización por abandonarlo antes de la finalización del plazo establecido en éste.
3.- No todas las reformas están permitidas y en el caso de desembolsar gran cantidad de dinero en ésta perderías la inversión realizada.

Ventajas y desventajas de comprar una oficina

  • Ventajas de comprar una oficina

oficinas en Barcelona de más de 100 m2

Ejemplo de oficina de 150 m2 dentro del Edificio David

1.- La más importante básicamente es que con la compra del local incrementarás el patrimonio de la empresa, convirtiéndola en una interesante inversión a largo plazo que amortizarás en unos 20/30 años.
2.- Evitarás la movilidad no deseada, es decir, no tienes ningún contrato que -al finalizar- te obligue a buscar otro lugar donde establecerte.
3.- A la hora de pedir financiación, podrías avalar con dicho activo, ofreciendo como garantía la propiedad.
4.- Puedes reformar todo lo que quieras, a tu gusto, sin restricciones y todas las mejoras realizadas forman parte de una inversión “recuperable”.

  • Desventajas de comprar una oficina

oficinas en alquiler Barcelona

1.- Los gastos suben como la espuma: reparación, mantenimiento, impuestos, seguros, comunidad de vecinos, posibles derramas, con lo que es importante disponer de mayor liquidez para afrontar imprevistos, además de los gastos que se derivan de la compra del local: notario, registro, impuestos, etc.
2.- En caso de necesitar financiación para comprar tu oficina a través de una hipoteca debemos tener en cuenta todo el papeleo que ello conlleva, tener al menos el 30% del valor del local para dar la entrada y disponer además del dinero necesario para acometer, aunque sea, una pequeña reforma.
3.- Si resulta que el negocio no funciona deberemos acarrear igualmente con el gasto que comporta dicho, no solo la hipoteca, sino todos los gastos del primer párrafo (punto 1).
4.- Comprar y vender pueden parecer una buena opción siempre y cuando dispongas de capital, porque este tipo de acciones no son inmediatas, es decir, pueden pasar meses o años antes de que puedas vender tu oficina y en momentos puntuales puede hasta perder valor si el precio que has pagado estaba sobrevalorado (acuérdate de la anterior crisis económica).

oficinas en alquiler Barcelona

Ejemplo de oficina de 60 m2 dentro del Edificio David

Por todo ello es importante saber en qué punto nos encontramos, qué solvencia tiene nuestra empresa y qué expectativas tenemos creadas con ella.

A “groso modo” y sin tomárselo como un imperativo, si tu empresa está empezando -seas pyme o autónomo- quizás lo más sensato sea optar por el alquiler, y por lo contrario, si tu empresa ya está consolidada y tiene liquidez, puedes optar por la compra.

No obstante es importante tener en cuenta la ubicación, un local que esté bien comunicado, que sea accesible, preferentemente en el centro de la ciudad y fácilmente reconocible es lo más indicado, aunque esto quizás sea lo más difícil de encontrar – sobre todo en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona -, por lo que deberás valorar siempre los pros y contras de cada opción para acabar decidiéndote por la que creas más conveniente.

Si deseas alquilar una oficina en Barcelona llámanos al teléfono 932004929, nuestro edificio está en el centro de Barcelona, podrás alquilar un espacio desde 50 m2 a 300m2 o más, en un entorno empresarial privilegiado.

Cambiar / mudarse de oficina en Barcelona

Hasta más o menos el año 2014 la mayoría de empresas y compañías que se cambiaban de oficina lo hacían para reducir espacio o para encontrar rentas más bajas que les ayudaran a seguir con su negocio. Ahora, con la recuperación económica, encontrar edificios mejores o más grandes vuelve a ser el motivo principal a la hora de mudarse de oficina en Barcelona.

El fuerte crecimiento de la economía y el empleo ha reactivado de nuevo la contratación de espacios de oficinas en Barcelona, que alcanzó mínimos en 2012 (todos recordamos tristemente aquellos años en que los carteles de “se alquila” o “se vende” colmaban la ciudad y la mayoría de locales comerciales y ventanas de los edificios de oficinas). En los últimos dos años, el número de metros cuadrados se ha incrementado enormemente gracias a la creación de nuevas empresas, startups y nuevos negocios online, y sobre todo al anuncio del fin de la temida recesión económica que ha azotado medio mundo.

Actualmente, buscar oficinas de mejor calidad, oficinas que reúnan las mejores características para la empresa o simplemente el hecho de reagrupar a toda la compañía en un único edificio suelen ser los motivos principales por los que las empresas se mueven de un lugar a otro en Barcelona. El traslado neutro, es decir, hacia un local con el mismo número de metros cuadrados, es la principal característica de la contratación de espacios de oficinas de más de 300 metros cuadrados.

El siguiente motivo por el que las compañías suelen trasladarse es la ampliación del espacio y, en tercer lugar, la consolidación. Además, muchas empresas se mudan porque quieren hacer cambios en su método de trabajo y se mueven hacia la flexibilización de los espacios, con entornos más funcionales y colaborativos. De hecho, las previsiones de JLL apuntan a que, en 2030, el 30% de las carteras inmobiliarias de las empresas estará formado por espacios flexibles. Dentro del Edificio David hemos notado no solo un aumento de este tipo de empresas que buscan algo diferente, flexible, sino que lo buscan en el centro neurálgico de los negocios de Barcelona. Un lugar céntrico, con todos los servicios, transporte público y cerca de sus clientes y/o proveedores. De este modo vemos que desde hace pocos años la tendencia es la de salir de la periferia de Barcelona (incluso de la zona del 22@) para concentrar sus esfuerzos en situarse en una zona estratégica, en este caso el centro de la ciudad, y como la demanda es alta y la oferta es muy limitada, están dispuestos a pagar esa diferencia de precio.

Estas razones contrastan fuertemente con la realidad que presentaba el mercado de oficinas hasta 2013 o incluso 2014. Entonces, los cambios de oficinas se debían, como hemos apuntado anteriormente, a una necesidad de reducir el espacio o de reducción de costes, para lo que se buscaban rentas más baratas. Estas rentas más económicas se situaban en zonas poco relevantes dentro del mapa de negocios dentro de la ciudad, periferia o incluso área metropolitana.

La reciente reactivación económica ha dado pie a que las empresas vuelvan a tener más dinero para invertir, los bancos a través de la Unión Europea han reactivado también las ayudas y créditos y de nuevo la maquinaria empresarial se ha puesto en marcha. Todo esto acaba por desembocar en creación de empleo, más personal, y oficinas más grandes para albergar esta nueva oleada de empresas e ilusiones.

Y tú, ¿cuáles son tus motivos para cambiar de oficina?

Cuéntanos cuáles son tus requisitos, tanto si ya has cambiado de espacio de trabajo como si tienes intención de hacerlo.

Por nuestra parte, lo que hemos constatado a través de nuestros inquilinos y aquellos que nos han visitado en busca de nuevas oficinas tenemos una pequeña lista que queremos compartir contigo, ¿coincidimos?

  • Búsqueda de espacios flexibles de gran tamaño, la preferencia son espacios diáfanos y luminosos
  • Lugar céntrico de la ciudad al que poder acceder desde transporte público
  • Edificio al que se pueda acceder las 24 horas del día, vigilado
  • Lugar donde sea fácil aparcar tanto si vas en coche como con la moto
  • Lugar moderno y diferente

¿Y si te dijéramos que el Edificio David cumple con todos estos requisitos?

… (y alguno más), ¿cómo te quedas? somos un Edificio de oficinas moderno, con una historia única ligada desde hace 100 años a la de Barcelona, con un gran parking vigilado y abierto 24 horas los 365 días del año, con grandes espacios diáfanos, gran luminosidad (luz natural), con zona de carga y descarga privada justo delante de cada oficina, montacargas interno, y además con un gran centro comercial que alberga todo tipo de establecimientos, entre ellos un gran supermercado Mercadona y un moderno gimnasio de la cadena DiR.

¿Necesitas más información? Llámanos al 932 004 929 o contacta a través de nuestro formulario de contacto.

Aspectos que debes valorar al buscar una oficina en Barcelona

Barcelona es un gran reclamo, no solo turístico, sino a nivel empresarial. La marca Barcelona impregna todo lo que toca, sobre todo a nivel internacional, la magia que desprende solo se entiende si viajas de forma regular al extranjero (sea por negocios o por placer); tan solo con mencionar la palabra Barcelona encandila a tu interlocutor y es que la ciudad condal tiene un encanto que pocas ciudades europeas e internacionales tienen.

Hemos hablado en nuestro blog de forma larga y tendida sobre las bondades de Barcelona, y tras el Brexit parece que se postula como una de las Smart City más valoradas para atraer a todos esos negocios y empresas que van a abandonar el Reino Unido en breve.

Encontrar una oficina en alquiler en Barcelona no es tarea sencilla, la demanda de espacios únicos es elevada y la oferta empieza a escasear, esto como es normal hace que el precio por metro cuadrado se dispare, sobre todo en las zonas de la ciudad más cotizadas, aquellas donde se concentran la mayoría de empresas.

Está claro que el hecho de alquilar una oficina cualquiera en una zona cualquiera de Barcelona no es tan difícil como hacerlo en una zona donde las oportunidades de negocio sean mayores, un lugar céntrico y bien conectado con los servicios públicos, de fácil acceso y sobre todo cómodo. Todas estas facilidades que deberías estudiar a la hora de buscar una oficina son de fácil entendimiento, aunque muchas veces no entendamos que vayan a condicionar nuestra vida laboral.

Para que esto no ocurra, y en base a muchas opiniones contrastadas y conversaciones que hemos tenido con inquilinos de nuestro edificio y con otras empresas que forman parte de nuestro día a día empresarial hemos creído oportuno dejar constancia de los

aspectos más importantes que deberías tener en cuenta a la hora de alquilar una oficina en Barcelona

Ubicación: quizás es uno de los aspectos que más desapercibidos pasan a nuestros ojos. Muchas veces la ubicación queda en plano secundario, tenemos alguna preferencia por proximidad a nuestra vivienda, a algún cliente o proveedor importante, etc pero lo dejamos de lado cuando vemos un local bonito en otro lugar distinto. Este punto es quizás uno de los más importantes ya que determinarán un montón de situaciones futuras.

La ubicación determina la conexión y relación directa entre clientes, proveedores y empleados de la empresa. Si estamos en un lugar donde los servicios de transporte público son accesibles, donde existe un parking público cerca o incluso en el mismo edificio, zonas de carga y descarga próximas, restaurantes, bares, etc, toda la red se nutre de forma flexible y natural, es decir, nuestros clientes, proveedores y empleados gozarán de una sinergia positiva que finalmente acaba infuyendo también en la productividad.

Amplitud: los espacios diáfanos rezuman comodidad por los cuatro costados, un ambiente “abierto” favorece la comunicación entre empleados y ayuda a que aflore el compañerismo. Además, el impacto visual es impresionante, sobre todo para aquellos visitantes (clientes o proveedores) que no están acostumbrados a ver este tipo de oficinas. También la luz se distribuye de forma más uniforme y natural, lo cual siempre se agradece a la hora de trabajar frente a una pantalla. Huye de los espacios cerrados, con compartimentos, aíslan al individuo e inciden negativamente en la productividad.

Luz natural: quizás el aspecto más importante y a la vez más difícil de encontrar en una oficina de una gran ciudad como Barcelona. Trabajar con luz natural aumenta la productividad, y es que su influencia está directamente relacionada con el bienestar del trabajador. Busca oficinas bien orientadas, con grandes ventanales que dejen pasar la luz natural, insonorizados y térmicamente eco-responsables. La salud es la mejor de las inversiones.

Edificio de oficinas o centro de negocios: hace un tiempo ya escribimos en nuestro blog sobre la diferencia entre centro de negocios y edificio de oficinas, aquí hay que analizar los pros y contras, pero sin duda la mayor baza de este tipo de oficinas es tenerlo todo centralizado, los gastos controlados y sobre todo el networking entre empresas que se da en este tipo de edificios / centros de negocio. Estar ubicado en un lugar rodeado de empresas punteras puede hacer que aún siendo tu negocio algo menor que el resto pueda ser reconocido al mismo nivel, además pueden surgir sinergias espontáneas en cualquier momento.

Lugar emblemático de Barcelona: sin duda formar parte de un edificio ilustre y emblemático de la ciudad ayuda a que nos reconozcan enseguida, es decir, queda mucho antes en la memoria decir que tus oficinas están en el “Edificio David de Aribau” o en la “Torre Agbar” que decir que estás en la calle Balmes esquina Travessera. Esto ayuda sin duda a posicionar a tu empresa.

Alquilar una oficina es algo que debe meditarse bien, además de estos aspectos básicos también hay otros a tener en cuenta como el de la escalabilidad, es decir, tener previsión de que al crecer dicho espacio no se te quede reducido enseguida. Incluso que puedas (como es lógico) entrar y salir cuando quieras, sin límites de horarios y sin tener que estar dando explicaciones a nadie. También es esencial que puedas estructurar el interior del espacio y amoldarlo a tus necesidades, y no al revés.

¿Te imaginas un lugar que aglutine todas estas características que hemos descrito? Existe, y se llama Edificio David.