Entradas

Dónde alquilar una oficina en el centro de Barcelona

Alquilar una oficina en el centro de Barcelona no es sencillo a día de hoy. La demanda es superior a la oferta y eso hace que los precios se sitúen en máximos históricos desde que estallara la crisis. Como sabes, Barcelona es una marca que va ligada a la modernidad, al emprendimiento de jóvenes empresas y start-ups que se establecen desde todo el mundo en la ciudad por considerarla un centro de negocios único en toda Europa (y más con el panorama que tiene Londres actualmente tras el Brexit). Barcelona gusta, y las grandes empresas quieren estar presentes en el entramado empresarial de la ciudad que les permite traspasar fronteras de la mano de una marca internacional muy valorada.

Los espacios en alquiler son limitados, los grandes edificios de oficinas están situados en zonas aisladas como el 22@, la antigua zona industrial del barrio del Poble Nou o en el área metropolitana (Cornellà, L’Hospitalet, Sant Joan Despí, etc), por lo que encontrar oficinas que puedan satisfacer tus expectativas no es tarea fácil. Y si encima lo que necesitas es un espacio diáfano de grandes dimensiones, todavía lo tienes peor. El centro de Barcelona se caracteriza por sus edificios regios de finales del siglo IXX y principios del XX, donde actualmente se han establecido la mayoría de bufetes de abogados, notarios, economistas, etc.  Imaginar un piso que pueda albergar a más de 50 empleados es dificil, y encontrar este tipo de oficina es realmente complicado en Barcelona, y muchos de ellos (locales comerciales rehabilitados) se alquilan en régimen de co-working.

¿Qué hacer si necesitas una oficina grande en Barcelona?

Esta es actualmente la problemática con la que se encuentra quien busca una oficina en la ciudad condal y precisa de un gran espacio, que no existe apenas oferta. Dentro del Edificio David lo sabemos bien ya que estamos especializados en el alquiler de grandes oficinas en Barcelona, además de ofrecer otros espacios más reducidos (puedes consultar en nuestra web los apartados de alquiler de oficinas de tamaño medio en Barcelona y/o alquiler de pequeñas oficinas en Barcelona).

A día de hoy la superficie del Edificio David está completa en un 98%, pero disponemos de espacios en la planta baja del edificio que pueden remodelarse y adaptarse a tus necesidades, seas una multinacional que necesita más de 500 m2 o incluso una tienda que necesita una gran superficie de venta. Si no te cuadra lo que podemos ofrecerte no te preocupes, también disponemos de una lista de espera por si cambiar de oficina no te es tan urgente, por lo que en el momento es que una oficina de las características que estás buscando quede disponible te avisaremos y tendrás prioridad sobre cualquier otro interesado.

oficinas en Barcelona de más de 100 m2

El Edificio David no es un edificio de oficinas al uso, consta de un gran Centro Comercial en la planta baja (con el supermercado Mercadona más grande del Gràcia / Sant Gervasi, un moderno gimnasio DiR de dos plantas y otros negocios de restauración, belleza, salud, moda, etc) y de un Parking vigilado las 24 horas, por lo que está completamente integrado en la red comercial del barrio, tanto para el que trabaja en la zona como para el que vive en los alrededores. Las plantas superiores son de oficinas de todos los tamaños, la mayoría de ellas diáfanas y con una luminosidad (luz natural) dificil de encontrar en cualquier otro edificio similar. La peculiaridad del Edificio David reside en su arquitectura, tanto exterior (de aspecto neoclásico inspirado en la escuela de Chicago) como interior, que a través de sus rampas permite acceder con el coche o moto hasta la misma puerta del edificio para cargar / descargar tranquilamente. ¿Cuántas oficinas con zona de carga y descarga en Barcelona conoces?

La mejor zona de Barcelona para alquilar una oficina

Hace un tiempo ya escribimos en nuestro blog un artículo sobre las mejores zonas para alquilar una oficina en Barcelona, puedes releer el artículo si te apetece.

El Edificio David se sitúa en la zona 2 del mapa adjunto, donde la mayoría de empresas escogen sobretodo el eje de la Avenida Diagonal que va desde la Plaça Francesc Macià hasta aproximadamente su confluencia con Paseo de Gracia (igual si apuramos podríamos hablar de llegar hasta al Paseo de San Juan); y, evidentemente en las calles adyacentes como en calle Numancia, Travessera de Gràcia, Aribau, Tuset, Balmes, etc. Esta zona está perfectamente comunicada por el transporte público (metro, autobús, tranvía y hasta por Renfe y los Ferrocarriles Catalanes) o a través del gran eje que atraviesa la ciudad, la Avenida Diagonal (si vienes en moto o coche).

mapa zona de negocios en Barcelona

Alquilar una oficina en Barcelona te puede resultar sencillo si no tienes grandes expectativas, pero alquilar la mejor oficina de Barcelona, aquella que encaja con lo que de verdad estás buscando puede ser una ardua tarea. A la hora de buscar tienes que marcarte unos objetivos mínimos porque durante mucho tiempo ese espacio de trabajo será tu segunda casa, un lugar donde vas a pasar muchas horas al día, así que no debes conformarte con cualquier cosa.

Llama y pregúntanos, te ayudaremos.

Aspectos que debes valorar al buscar una oficina en Barcelona

Barcelona es un gran reclamo, no solo turístico, sino a nivel empresarial. La marca Barcelona impregna todo lo que toca, sobre todo a nivel internacional, la magia que desprende solo se entiende si viajas de forma regular al extranjero (sea por negocios o por placer); tan solo con mencionar la palabra Barcelona encandila a tu interlocutor y es que la ciudad condal tiene un encanto que pocas ciudades europeas e internacionales tienen.

Hemos hablado en nuestro blog de forma larga y tendida sobre las bondades de Barcelona, y tras el Brexit parece que se postula como una de las Smart City más valoradas para atraer a todos esos negocios y empresas que van a abandonar el Reino Unido en breve.

Encontrar una oficina en alquiler en Barcelona no es tarea sencilla, la demanda de espacios únicos es elevada y la oferta empieza a escasear, esto como es normal hace que el precio por metro cuadrado se dispare, sobre todo en las zonas de la ciudad más cotizadas, aquellas donde se concentran la mayoría de empresas.

Está claro que el hecho de alquilar una oficina cualquiera en una zona cualquiera de Barcelona no es tan difícil como hacerlo en una zona donde las oportunidades de negocio sean mayores, un lugar céntrico y bien conectado con los servicios públicos, de fácil acceso y sobre todo cómodo. Todas estas facilidades que deberías estudiar a la hora de buscar una oficina son de fácil entendimiento, aunque muchas veces no entendamos que vayan a condicionar nuestra vida laboral.

Para que esto no ocurra, y en base a muchas opiniones contrastadas y conversaciones que hemos tenido con inquilinos de nuestro edificio y con otras empresas que forman parte de nuestro día a día empresarial hemos creído oportuno dejar constancia de los

aspectos más importantes que deberías tener en cuenta a la hora de alquilar una oficina en Barcelona

Ubicación: quizás es uno de los aspectos que más desapercibidos pasan a nuestros ojos. Muchas veces la ubicación queda en plano secundario, tenemos alguna preferencia por proximidad a nuestra vivienda, a algún cliente o proveedor importante, etc pero lo dejamos de lado cuando vemos un local bonito en otro lugar distinto. Este punto es quizás uno de los más importantes ya que determinarán un montón de situaciones futuras.

La ubicación determina la conexión y relación directa entre clientes, proveedores y empleados de la empresa. Si estamos en un lugar donde los servicios de transporte público son accesibles, donde existe un parking público cerca o incluso en el mismo edificio, zonas de carga y descarga próximas, restaurantes, bares, etc, toda la red se nutre de forma flexible y natural, es decir, nuestros clientes, proveedores y empleados gozarán de una sinergia positiva que finalmente acaba infuyendo también en la productividad.

Amplitud: los espacios diáfanos rezuman comodidad por los cuatro costados, un ambiente “abierto” favorece la comunicación entre empleados y ayuda a que aflore el compañerismo. Además, el impacto visual es impresionante, sobre todo para aquellos visitantes (clientes o proveedores) que no están acostumbrados a ver este tipo de oficinas. También la luz se distribuye de forma más uniforme y natural, lo cual siempre se agradece a la hora de trabajar frente a una pantalla. Huye de los espacios cerrados, con compartimentos, aíslan al individuo e inciden negativamente en la productividad.

Luz natural: quizás el aspecto más importante y a la vez más difícil de encontrar en una oficina de una gran ciudad como Barcelona. Trabajar con luz natural aumenta la productividad, y es que su influencia está directamente relacionada con el bienestar del trabajador. Busca oficinas bien orientadas, con grandes ventanales que dejen pasar la luz natural, insonorizados y térmicamente eco-responsables. La salud es la mejor de las inversiones.

Edificio de oficinas o centro de negocios: hace un tiempo ya escribimos en nuestro blog sobre la diferencia entre centro de negocios y edificio de oficinas, aquí hay que analizar los pros y contras, pero sin duda la mayor baza de este tipo de oficinas es tenerlo todo centralizado, los gastos controlados y sobre todo el networking entre empresas que se da en este tipo de edificios / centros de negocio. Estar ubicado en un lugar rodeado de empresas punteras puede hacer que aún siendo tu negocio algo menor que el resto pueda ser reconocido al mismo nivel, además pueden surgir sinergias espontáneas en cualquier momento.

Lugar emblemático de Barcelona: sin duda formar parte de un edificio ilustre y emblemático de la ciudad ayuda a que nos reconozcan enseguida, es decir, queda mucho antes en la memoria decir que tus oficinas están en el “Edificio David de Aribau” o en la “Torre Agbar” que decir que estás en la calle Balmes esquina Travessera. Esto ayuda sin duda a posicionar a tu empresa.

Alquilar una oficina es algo que debe meditarse bien, además de estos aspectos básicos también hay otros a tener en cuenta como el de la escalabilidad, es decir, tener previsión de que al crecer dicho espacio no se te quede reducido enseguida. Incluso que puedas (como es lógico) entrar y salir cuando quieras, sin límites de horarios y sin tener que estar dando explicaciones a nadie. También es esencial que puedas estructurar el interior del espacio y amoldarlo a tus necesidades, y no al revés.

¿Te imaginas un lugar que aglutine todas estas características que hemos descrito? Existe, y se llama Edificio David.