Oficinas seguras ante el Covid-19: el nuevo escenario de las oficinas en Barcelona

El nuevo escenario que nos ha dejado la irrupción de la pandemia del Covid-19 es francamente preocupante a todos los niveles: sanitario, económico, social, etc.

El mes de marzo de 2020 será recordado por todos nosotros y seguramente entrará dentro de los anales de la historia por su negro legado.

Pero, como todo en la vida, debemos reponernos y ser optimistas con el futuro, se trata de renovarse, reinventarse, de no ceder ante la ansiedad que a todos nos provocó la situación. No en vano se dice que la crisis de unos es la oportunidad de otros. La oportunidad de renacer de entre tus cenizas.

El nuevo escenario de las empresas

De nada sirve esconderse para llorar por los rincones, hay que reponerse y reinventarse. Dentro del Edificio David, en sus más de 100 años de historia, hemos sabido adelantarnos a todos los acontecimientos históricos que ha vivido nuestro país y en esta ocasión no vamos a ser menos.

ejemplo de oficina en el Edificio David

Tras la declaración de alerta sanitaria muchas empresas optaron en su momento por el teletrabajo y tuvieron que organizarse rápido y mal, de hecho España no es un país en que este método de trabajo esté demasiado implementado, lo cual ha dificultado todo el proceso.

Si bien es cierto que hay modelos de empresa que pueden optar por el teletrabajo, las hay que sí necesitan una oficina donde poder reunirse, tomar decisiones estratégicas, mantener un showroom, etc.

Pero para mantener un espacio de trabajo en condiciones también se deben tomar varias consideraciones que protejan a los trabajadores.

La Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha analizado cómo el coronavirus no solo ha cambiado la manera de trabajar, sino que también hará lo propio con los espacios de trabajo. Las oficinas sufrirán una serie de transformaciones que significarán un antes y un después, incluso en las relaciones entre compañeros.

Oficinas espaciosas con distancia de seguridad

Si algo se ha repetido día sí y día también es la necesidad de guardar una distancia de seguridad, y si dicha distancia de seguridad (2 metros como mínimo) no es posible entonces hay que procurar protegerse con una mascarilla.

De hecho varios estudios en Dinamarca han demostrado recientemente que la mayor acumulación de trabajadores en las oficinas conllevaba un mayor porcentaje de bajas médicas.

Por lo tanto las oficinas espaciosas, bien ventiladas, de techos altos y ventanales pueden ser la mejor de las opciones a la hora de escoger una oficina donde trabajar.

Por supuesto que, además, deben seguirse una serie de protocolos de seguridad por parte de la empresa, obligación de vestir mascarilla higiénica (la mascarilla personalizada corporativa es una excelente opción, por ejemplo), control del temperatura, limpieza de filtros del aire acondicionado, desinfección de espacios, mamparas protectoras en caso de atender al público, etc.

Oficinas seguras en edificios seguros

Por supuesto no sirve de nada tener una oficina segura y protegida contra el covid-19 si el edificio que la alberga es un “edificio enfermo”.

Dentro del Edificio David y desde el desconfinamiento se han incrementado notablemente las precauciones de higiene así como la constante desinfección de zonas comunes, revisión de filtros de aire y estrictos protocolos para las empresas y locales que alberga (los cuáles también han tomado, a su vez, medidas de protección).

El Edificio David, además, permite entrar muy poco en contacto con el resto de personas que trabajan en las oficinas de los pisos superiores, puesto que para ejercer trabajos de carga y descarga puedes aparcar justo delante de la oficina, o aparcar dentro del parking del propio edificio y utilizar los ascensores (con limitación de personas en su interior, ahora) o incluso la escalera si lo prefieres y te sientes más seguro.

oficinas en alquiler Barcelona

Ejemplo de oficina de 80 m2

Las medidas de seguridad en cuanto a higiene, protocolos de actuación, etc son ahora mismo una prioridad dentro del edificio, y suponemos que también lo son (o deberían) en todos los edificios de oficinas en Barcelona.

El teletrabajo no es la nueva normalidad

Aunque se ha demostrado que el teletrabajo es efectivo en muchos campos, también es cierto que necesitamos relacionarnos con nuestros compañeros de trabajo, estar en un constante aprendizaje laboral, hacer preguntas, brainstorming de ideas, atender físicamente a clientes y proveedores, etc. No todo se puede hacer por internet.

oficinas en alquiler Barcelona

Ejemplo de oficina de 60 m2

Seguramente y con el objetivo de evitar aglomeraciones en los correspondientes puestos de trabajo, tomarán importancia los turnos rotativos, que se complementarán con el teletrabajo.

Como ya ocurrió durante el desconfinamiento, las personas de riesgo o que convivan con ese tipo de pacientes serían las últimas en incorporarse presencialmente.

También tenemos que tener en cuenta que la compañía no puede imponer obligatoriamente quién debe hacer teletrabajo, ya que si no forma parte de la descripción inicial del puesto, y el empleador hace una oferta de teletrabajo, el empleado puede aceptar o rechazar la oferta, pero no se le podrá imponer.

Así pues, el teletrabajo se combinará con el trabajo presencial en la oficina, pero para que esto funcione tenemos que aportar nuestro granito de arena, utiliza mascarilla, lávate las manos, no tosas delante de la gente e intenta evitar el contacto físico.

¡Juntos venceremos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.