Barcelona, zonas de carga y descarga, (y multas)

La dificultad de conducir en una gran ciudad tiene como añadido la falta de espacio para aparcar. Especialmente en Barcelona el espacio dedicado a aparcar cada vez es menor en detrimento de las zonas azules y áreas verdes y a los espacios para que aparquen las motos. Esto hace que las empresas y profesionales que necesitan utilizar una zona de carga y descarga vean invadidos estos espacios por vehículos de particulares, creando malhumor, pérdida de tiempo, gasto en combustible e incluso alguna multa por dejar el coche o furgoneta en doble fila. Incluso se da el caso de muchas empresas que no disponen del correspondiente disco de zona de carga y descarga (reemplazado desde el año pasado por una app dentro del concepto de creación de la smartcity) por no ser transportistas y se arriesgan a utilizar estas zonas con el riesgo que comporta.

La Grúa Municipal en plena acción - Foto: mujeresmoteras.com

La Grúa Municipal en plena acción – Foto: mujeresmoteras.com

Es un hecho que Barcelona, junto con Madrid y Palma, es una de las ciudades que más recaudan en multas a conductores. Los núcleos con gran densidad de población son, evidentemente, los que presentan más multas debido a que presentan un mayor número de coches en sus calles y, por lo tanto, se exponen a más casos de riesgo.

carga y descarga barcelonaEl exceso de velocidad es la multa más habitual en estos casos, y aunque el aparcamiento regulado no presenta el mayor número de multas interpuestas, sí es la sanción que el ciudadano “menos acepta”. De este modo, el 91% de los conductores tiene una opinión mala o regular de este servicio que crea la sensación de “estar re-alquilando el espacio” de la ciudad cuando ya se pagan suficientes impuestos por utilizar la vía pública. Si traspasamos esta situación a los trabajadores del aparcamiento regulado el 60% de los usuarios cree que su única función es la de recaudar y casi 780.000 conductores reconocen haberles insultado e incluso agredido.

A modo de dato que hemos podido encontrar (aunque es antiguo) en el año 2012 se recaudaron en multas 213.237 euros en zona azul y verde solamente por el hecho de no tener comprobante horario, y otros 170.520 euros por superar el horario establecido en el ticket horario. ¿Crees que el Ayuntamiento tiene alguna intención de limitar estas zonas de estacionamiento de pago? Pues no, de hecho ya informamos que éste acordó que en agosto las zonas azules y verdes de Barcelona ya no fueran gratuitas.

Las zonas de carga y descarga en Barcelona, las zonas de la discordia

Ante el panorama antes descrito no es difícil entender por qué las zonas de carga y descarga están tan concurridas y son tan difíciles de encontrar, sobre todo en las zonas más céntricas de la ciudad. Normalmente éstas suelen estar en los chaflanes de las calles más importantes y son utilizadas tanto por transportistas profesionales como por particulares y autónomos (que no suelen tener la app activa). ¿Quién no ha pensado alguna vez aquello de “lo dejo aquí que solo es un momento“, y al volver se ha encontrado una multa de 200 euros en el parabrisas? Eso en el mejor de los casos, porque si pasa la grúa se lleva el vehículo en cosa de 5 minutos y entonces la sanción es mucho más elevada.

Edificio David, Barcelona (fachada de la calle Aribau)

Edificio David, Barcelona (fachada de la calle Aribau)

¿Vale la pena arriesgarse? Tanto si buscas un lugar donde aparcar (ni que sea para 5 minutos) o eres de los que arriesgan en las zonas de carga y descarga, ahora ya sabes que las sanciones son una fuente de financiación muy grande dentro de las partidas que maneja el Ayuntamiento de Barcelona, con lo que no dudarán en utilizar todo tipo de argumentos legales para que esto no solo no deje de ser así, si no que se acrecente con el paso de los años. Repetimos, ¿vale la pena arriesgarse?

carga y descarga

Si tienes eres autónomo o tienes una empresa sabrás de lo que hablamos, esos “5 minutos” se convierten en varios minutos y finalmente en la mayoría de los casos también en un abultada multa, o en el peor de los casos la retirada del vehículo por parte de los servicios municipales: la temida grúa.

¿Te imaginas alquilar una oficina que lleve incorporada su propia zona de carga y descarga? y encima, ¿te imaginas que esa zona de carga y descarga esté enfrente de tu propia oficina? Ya hablamos hace un tiempo en nuestro blog sobre las oficinas en alquiler con zona de carga y descarga que son una de las características que hacen único al Edificio David. Nuestras oficinas en alquiler son únicas porque las envuelve una serie de servicios que ningún otro edificio en Barcelona tiene, su peculiaridad y el fin industrial por el cual fue concebido en los años 30 lo hacen único y esto repercute en los espacios que ponemos a disposición de nuestros clientes.

oficinas para emprendedores en Barcelona

Ejemplo real de oficina ideal para emprendendores en Edificio David, Barcelona

Barcelona es objeto de deseo por parte de las empresas, de hecho en los últimos años (y más con los indicios de recuperación económica) el número de metros cuadrados de oficinas ha ido menguando exponencialmente hasta llegar a un punto que la demanda está empezando a superar a la oferta. Y como es evidente, los primeros espacios en quedar cubiertos son aquellos más céntricos, más luminosos y con ese “algo especial” que envuelve el lugar de trabajo. El Edificio David es uno de estos lugares, y de hecho tenemos ya una lista de espera (a la que puedes unirte contactando con nosotros) con empresas que esperan pacientemente la oportunidad de unirse a la gran familia que alberga este emblemático edificio de la ciudad condal.

La efervescencia y bullicio empresarial del centro de Barcelona queda retratada en todos los aspectos cotidianos de los que hacen de esta ciudad un hervidero de negocios. El día a día de empresarios, profesionales, autónomos, etc que circulan con sus vehículos por las calles de Barcelona hace imposible que existan suficientes zonas de carga y descarga, así como zonas azules, áreas verdes y ya mucho menos áreas gratuitas de aparcamiento. ¿Por qué no contar con tu propio espacio para cargar y descargar justo al lado de tu almacén, showroom u oficina?