Entradas

Innovación Publicitaria En David (1920-1955) – (II)

Seguimos ahondando un poco más en la historia de los taxis de Barcelona (David, S.A.), y en la de la propia ciudad condal, no en vano la historia de ambas en el siglo XX se escribe en paralelo y queremos dejar constancia de ello a través del material inédito (e histórico) que te vamos presentando a través de nuestro blog.

En el mes de junio ya publicamos aquí parte de esta iniciativa mediante la cual pretendemos sacar a la luz un montón de archivos (textos, fotografías, diseño industrial, diseño gráfico y publicidad, etc) inéditos que ayuden a construir no sólo la historia de esta empresa centenaria sino que ayude a complementar parte de la historia de la ciudad de Barcelona, a la que hemos estado tan unidos desde la creación (en 1914) de David, S.A.

publicidad taxis

Para entender esta publicidad que te mostramos (impresa sobre una cartulina rígida) con colores planos, hay que situarse sobre el año 1930, tras la Exposición Universal de Barcelona, David había alcanzado la astronómica cifra de más de 1000 vehículos dedicados al servicio del taxi y el sector estaba en plena guerra de precios tras la aparición de los tranvías, el metro (Gran Metro y el Transversal) y los tranvías. El Ayuntamiento de Barcelona tuvo que imponer ciertas medidas como una experiencia mínima de dos años como conductor para obtener la licencia así como una tarifa única de 60 céntimos para todos ellos.

publicidad taxis barcelona años 30

Ante tal imposición, David se las ingenió mediante este tipo de rústicos folletos, para poner en conocimiento de los clientes y usuarios del taxi, lo que para ellos era una medida totalmente injusta, pero a su vez, ponía también en conocimiento de todos ellos que a pesar de todo se acataba y mejoraba el servicio. De hecho los taxis David eran hasta entonces los únicos que tenían chóferes profesionales y uniformados al frente de todos sus vehículos. Pues por si fuera poco, decíamos, se mejoró y profesionalizó todavía más, si cabe, el servicio.

taxis años 30 barcelona

Esta publicidad corresponde al periodo de entre 1930 y 1934, un periodo durante el cual todavía hubo muchas disputas al respecto de esta ordenanza, donde cada uno hizo la “guerra” por su lado protegiendo sus propios intereses. Fue en 1934 que dicha ordenanza fue finalmente aceptada por todo el gremio; aunque tristemente no duró demasiado, en 1936 España entró en guerra y el parón fue generalizado en toda España.

Barcelona años 30

Como ves, a través de la historia de David, podemos hacer un recorrido paralelo al de la historia de Barcelona (ocurre lo mismo con la edificación del Edificio David), y a la de la automoción, y de la misma manera a la de la arquitectura a través del propio Edificio que albergó toda la flota de taxis y que más tarde evolucionó con la ciudad. Un ejemplo único de una compañía que ha sabido adaptarse a los tiempos y que lleva 100 años forjando su propio destino.

Innovación publicitaria en David (1920-1955) – (I)

Ahondar en la historia del Edificio David es hacerlo en la misma historia de la ciudad de Barcelona, pero no sólo de ésta sino que se convierte en un viaje a través del tiempo que va ligada además al mundo de la fotografía industrial (como ya vimos en el artículo sobre los Microcoches y Triciclos David, con fotografías de Centelles y Brangulí), al de la arquitectura industrial o, como veremos a continuación (y que iremos desgranando en posteriores artículos) al de la publicidad.

Aunque el nacimiento de la publicidad viene ligado al nacimiento de la prensa y sobre todo al de la invención de la imprenta en el siglo XV, no es menos cierto que ya en el Imperio Romano (por ejemplo) las tabernas y tiendas en general ya anunciaban en sus paredes las bondades de sus productos comparándolos a los de la competencia (en las ruinas de Pompeya podemos ver claros ejemplos).

Gracias al material gráfico y fotográfico que tenemos en nuestro archivo particular podemos ofrecerte curiosas estampas de la vida de principios y mediados del siglo XX. La publicidad siempre va ligada a las costumbres de la gente de la época en que le toca lidiar, es un fiel reflejo de lo que ocurre, un atisbo de modernidad del que David siempre ha sabido participar adelantándose de forma visionaria, en muchos casos, a su tiempo.

Situémonos: en 1931, David alcanzó la escalofriante cifra de 1000 vehículos destinados al servicio del taxi, la competencia era tan brutal que años más tarde motivaría que el mismo Ayuntamiento tomara cartas en el asunto para regular sus tarifas de forma ordenada. La publicidad de la época (en esta caso la de David) daba buena nota de ello intentando que los servicios de Taxis David destacaran frente a los de la competencia.

publicidad Taxis David

Los soportes publicitarios de la época consistían en pequeñas postales con publicidad en su cara principal y con una explicación detrás (a modo de postal, sí). ¿Nos recuerda esta publicidad a algo que actualmente encontramos en expositores de bares y centros de ocio nocturnos? Como ves parece que todo está inventado.

Pero en David había mucho más que mostrar, no en vano tenían una de las flotas más impresionantes de toda España con un servicio impecable, desde los taxis con chófer uniformado hasta los “lowcost” (de nuevo otro concepto que parece que sea moderno), los llamados “económicos“.

Publicidad Taxis David

Para ello se distribuían folletos estilo “tríptico” (en este caso un desplegable de 5 hojas) con los tipos de servicio que podía ofrecer David. Lo curioso del caso es que no sólo podía accederse a un tipo de taxi según el status sino que dicha publicidad se aprovechaba para dar a conocer otros servicios como el de transporte de enfermos o el de carga con servicio a domicilio.

publicidad Taxis David S.A.

publicidad Taxis David con chofer

Lo más llamativo del caso es el tipo de imágenes que se utilizan, ya que normalmente para la publicidad de principios y mediados del siglo XX se utilizaban ilustraciones hechas a mano (pondremos más ejemplos en posteriores artículos). Esto demuestra que David estaba a la vanguardia de todo aquello que rodeaba al sector.

publicidad David S.A.

publicidad ambulancias David

Casualmente, además, guardamos los originales con los que se hicieron dichos folletos publicitarios, es decir, las fotos originales modificadas (que actualmente llamaríamos photoshopeadas) que sirvieron de base para las ilustraciones que puedes ver en estas fotografías escaneadas. Cuando acabemos esta serie sobre la publicidad del Edificio David haremos un especial con todo este material inédito.

publicidad autos David

Paradójicamente, y ya bien entrados los años 60 y principios de los 70, la calle Tuset acabó siendo cuna del movimiento “Tuset Street“, dando pie a que la mayoría de grandes agencias de publicidad se trasladaran a dicha calle a mediados de 1970. Dentro de David fuimos testigos también de toda aquella etapa de la que guardamos varios ejemplos publicitarios que mostraremos más adelante.

Hoy en día seguimos, como sabes, apostando por el futuro, dentro y fuera del edificio, a través de este canal online y también con la renovación que estamos acometiendo puertas adentro. Porque la evolución lógica nos anima a seguir formando parte de la historia de la ciudad condal, desde 1914. Muchas de aquellas empresas y agencias de publicidad se establecieron en la zona y siguen a día de hoy emplazadas en Tuset, otras se marcharon y muchas otras pasaron a formar parte de nuestra pequeña gran familia y siguen, a día de hoy, siendo inquilinos del Edificio David.

Los taxis David y su relación con la historia de Barcelona

La relación entre Barcelona y la empresa David, propietaria de los Autos David y actualmente del Edificio David, ha sido íntima desde la fundación de ésta última. La aparición de los primeros coches a motor en la ciudad supuso para ésta un nuevo concepto de movilidad que trastornó tanto a los habitantes como a los profesionales del servicio del taxi, que hasta ahora se habían servido de los carromatos tirados a caballo.

La evolución lógica motivó que muchos de estos chóferes propietarios de taxis de tiro pasaran rápidamente a los coches a motor, a la vez que el transporte privado siguiera una linea paralela a éstos.

Taxi David Goliath

Los primeros taxis a motor aparecieron sobre el año 1906, año en que los primeros autobuses pisaron también las polvorientas calles sin asfaltar de nuestra ciudad. Como ya sabes, David nació en 1914, año en que los Hispano Suiza dominaban el mercado de los automóviles, con una pequeña flota de 21 “automóviles de plaza” (coches de alquiler con chófer) que sería el gérmen sobre el cual se asentaría más tarde la Agrupación del Taxi.  Eran conocidos como la “Compañía General“.

Taxi David con chofer

Pero David pisaba muy fuerte desde su nacimiento y enseguida copó el mercado del taxi con sus compañías, la David (con los únicos taxis de lujo con chófer uniformado) y, más tarde, la Goliath (con una línea de automóviles y tarifas de bajo coste). Para que el cliente pudiera diferenciar entre las diferentes clases de taxis (los había de tres clases) se llegó al acuerdo de ribetear cada modelo con un color en su lateral. El de color rojo era para los taxis más caros, el amarillo para la clase intermedia y el azul sería para los taxis de bajo coste.

Taxi David

Esto ocurrió en 1924, y fue motivado por el caos que producía al ciudadano que cada compañía operara con sus propias tarifas y bajo sus condiciones. El Ayuntamiento de Barcelona quiso poner un poco de orden y puso sus propias normas de cara a la Exposición Universal de 1929 que se celebró en la ciudad. Por aquel entonces, la David tenía una flota de 1.000 vehículos dedicados al taxi, hecho que como ya  sabemos motivó la construcción en 1931 del Edificio David, que se convertiría en la actual sede de la empresa.

Taxi David Taxista de la David

Tras la Exposición Universal (1930), el Ayuntamiento volvió a poner orden en el sector ya que con la aparición de autobuses, tranvía y metro la rivalidad y la guerra de tarifas supuso un traspiés para todo el gremio. Así el consistorio condal estableció la obligatoriedad de un mínimo de dos años de experiencia como conductor para poder obtener la licencia de taxi y una tarifa única de 60 céntimos por kilómetro para todos ellos. Eso significó también institucionalizar la franja de color amarillo para los taxis de Barcelona, que era la franja intermedia, y que aún hoy en día perdura como color característico de los taxis de la ciudad.

Taxi David Barcelona

Durante 4 largos años hubo disputas, broncas y duras negociaciones entorno a esta ordenanza hasta que, finalmente, en 1934 todos los taxis de Barcelona adoptaron la medida institucional. Pero lamentablemente, cuando todo parecía que había recuperado una cierta normalidad dentro del gremio de los taxistas, España entró en guerra.

cochera taxis David

Como en la mayoría de grandes edificios emblemáticos de Barcelona, fábricas y grandes espacios industriales, el Edificio David también se vió envuelto en la contienda, perdiendo parte de su identidad industrial automovilística para formar parte de la industria bélica de la ciudad (pero esa ya es otra historia…).

propina taxis David

Tras la Guerra Civil, David volcó sus esfuerzos de producción automovilística para el sector privado, fabricando el primer coche eléctrico o los famosos microcoches y triciclos a motor David de los que hablaremos en otra ocasión. Asimismo el Edificio empezó a parcelarse para dar paso a grandes espacios destinados a oficinas en alquiler para pequeñas industrias y almacenes.

No hace falta decir que estamos muy orgullosos de formar parte de la historia de Barcelona, desde el nacimiento de nuestra empresa ahora hace 100 años, hemos estado ligados a la ciudad condal, y hoy en día seguimos trabajando en la misma línea, renovando espacios y ofreciendo a los barceloneses y visitantes nuestro esfuerzo para seguir formando parte de la vida empresarial y ociosa de la ciudad.

Estrenamos el año de nuestro centenario

Estrenamos el 2014 con una alegría especial en nuestro corazón, una alegría que hace estremecer a todo el equipo que conforma el equipo del Edificio David, desde el primero al último; y la ocasión lo merece. David cumple 100 años. Evidentemente es motivo de orgullo, pocas empresas hay en España que puedan decir que son centenarias.

Desde la atalaya de la historia de la ciudad miramos atrás, oteando al horizonte del pasado, inspirándonos e impregnando nuestro espíritu de la valentía de los que, antaño, fueron dueños de su destino, forjando a su vez el nuestro. Valientes empresarios, tachados de locos muchas veces que, acompañados de competentes trabajadores echaron a rodar (nunca mejor dicho) un negocio que ha evolucionado enormemente hasta nuestros días.

Autos David Barcelona

Y de eso se trata, de la evolución constante, de adaptarse no sólo al medio sino a los acontecimientos, al futuro, ser en todo momento dueños de un destino que entre todos debemos moldear. Y como pequeño homenaje a aquellos hombres que una vez quisieron hacer realidad sus sueños hoy hemos querido recuperar algunas de las viejas fotos que teníamos en nuestro particular “baúl de los recuerdos” para compartirlas contigo.

Cadena de montaje Autos David

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, creo que podríamos transformar esa frase para llevarla un poca más hacia el lado de los negocios y asegurar que detrás de una gran empresa hay grandes profesionales trabajando. A veces una sola mente brillante (como el caso de Steve Jobs) puede eclipsar al resto de trabajadores, pero si éstos no fueran eficientes en su trabajo, el brillante personaje no sería más que un iluminado. Por ello en David siempre hemos funcionado como un equipo, un equipo humano, una gran familia que lucha por conseguir sus objetivos. Máxima que aún hoy en día mantenemos como firme convicción y que intentamos transmitir a nuestros inquilinos.

Cadena de montaje

De esta forma, juntos, hemos sido capaces de superar adversidades y adaptarnos a la cambiante historia de la ciudad durante 100 años. Y lo que empezó como un negocio orientado a la fabricación de automóviles fue evolucionando junto a las necesidades de Barcelona para derivar en algo que quizás los primigenios empresarios y fundadores de la empresa jamás llegaron a soñar.

En las fotos que acompañamos a este pequeño artículo podemos ver una parte de la cadena de montaje de los coches David, sobre los años 20 aproximadamente, y hemos querido recuperarlas como ejemplo de lo que se puede conseguir trabajando en equipo. Como homenaje también a aquellos que trabajaron con nosotros codo con codo para conseguir el éxito que la historia nos arrebató. Pero pese a las adversidades, el renacimiento del talante emprendedor de generaciones posteriores ha permitido que el Edificio David sea la herencia de una época de esplendor en que pretendíamos ser el espejo y no el reflejo de las grandes ciudades del mundo, un estereotipo de brillante modernidad en el que Barcelona jugó un papel importantísimo en la historia de nuestro país.

Mecánicos de Autos David 1920

Es inevitable mirar hacia atrás, observar a través de las fotografías que tenemos, cual máquina del tiempo, cómo éramos (España entera), lo que hemos cambiado, ponernos nostálgicos y derramar alguna lagrimilla de emoción. Pero el futuro debe ser nuestro próximo reto, debemos subir a la atalaya a la que hacíamos referencia en el segundo párrafo, tomar conciencia de lo que somos y trabajar para construir todos juntos un mundo mejor. Nosotros ya nos hemos apuntado, y tú ¿te apuntas?

David, una empresa centenaria

Dicen los expertos que las empresas tienen una esperanza media de vida que se sitúa entre los 5 y los 15 años. De hecho cada vez que estalla una crisis económica (algo más cíclico de lo que nos pensamos) desaparecen miles de compañías. Con decir que 235.000 empresas han echado el cierre desde el 2008 creo que podemos hacernos una idea de la volatilidad empresarial. Mientras unas empiezan su andadura con ilusión otras bajan las persianas comidas por las deudas y envueltas en un halo de pesimista incertidumbre.

Sin embargo, por encima de este tipo de compañías hay otras que perduran en el tiempo, pocas, muy pocas. En España se calcula que existen alrededor de unas 150 empresas centenarias que, contra viento y marea, siguen al timón de una nave que se fraguó en los recuerdos del blanco y negro de las fotografías. Empresas que han sabido sobreponerse no sólo a las diferentes crisis económicas sino a todo aquello que ha envuelto a la historia “reciente” de nuestro país (que no es poca): la pérdida de las colonias españolas, la dos dictaduras, la guerra civil española, la posguerra (con el duro periodo de la autarquía), la crisis del petróleo, la entrada en la Unión Europea y actualmente no sólo a la feroz crisis económica sino a esta nueva etapa de globalización y su canibalismo económico de bajo coste.

Auto David Barcelona

El ritmo acelerado con el que nos ha tocado lidiar es un escollo con el que topan las empresas constantemente hasta hundirse, la dificultad de adaptación y la alta competitividad existente hacen tambalear incluso a las más grandes. Pero más que los factores externos (que evidentemente también influyen) los grandes expertos económicos insisten en que son realmente los factores internos los más decisivos a la hora de que el éxito en forma de longevidad empresarial pueda darse en nuestra empresa. Los contextos político-económicos son iguales para todos, las guerras, las crisis, etc .. sólo la capacidad por reinventarse puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Autos David Barcelona

Empresas como Freixenet, Osborne, Mahou, Bodegas Torres, … sobrevivieron al igual que David, S.A. a muchas penurias, a la guerra civil, a la falta de materia prima tras la guerra, la dictadura franquista … y pese a todo ahí siguen, casi eternas, gracias normalmente a sus políticas conservadoras de capitalización que les permite en un momento dado dar un golpe de timón para adecuarse a los nuevos tiempos.

Coche David de carreras

David fue, a principios de siglo una de las pocas fábricas que empezaron a construir y comercializar vehículos en España (Autos David), desde una Barcelona que quería vivir reflejándose en París, la burguesía catalana era protagonista de la evolución precipitada de una industria cada vez más productiva, y los autos David eran el producto ideal que muchos de ellos ansiaban. En 1929 la producción de autos iba en aumento y los coches David que iban destinados al servicio del taxi tenían un volumen tan alto que se encargó al arquitecto Ignasi Mas la construcción de un gran edificio que fuera capaz de albergar todos estos vehículos y que a su vez pudiera utilizarse como taller. En 1931 se inauguró el Edificio David.

Rey Alfonso XIII con un coche David

Por aquella época los taxis David que circulaban por Barcelona alcanzaron la astronómica cifra de 1000 vehículos, lo que les condedió una fama y prestigio jamás imaginados. Pero como a todas las empresas, fábricas y a las gentes de toda una generación la guerra se llevó por delante los esfuerzos y sueños de cada uno. Fueron años difíciles, incluso los de la posguerra, donde la falta de materiales para fabricar cualquier producto despertó el ingenio de todos los españoles, algo que por otra parte siempre nos ha caracterizado.

Autos David Barcelona

Los años 50 y 60 fueron cruciales para el desarrollo de las empresas que habían sobrevivido a la guerra, a la posguerra y a las crisis posteriores, la capacidad por reinventarse, en los 70 la apertura del régimen dio luz a la posibilidad de exportar y abrió las herméticas puertas de España hacia un mundo desconocido.

Doctor Andreu

David, que hasta ahora había enfocado sus esfuerzos hacia la industria del automóvil supo adaptarse a las nuevas tendencias que venían de Europa y modernizó el edificio construyendo las primeras galerías comerciales de Barcelona (el famoso Drugstore David) y aprovechó el tirón de la etapa del “Tuset Street” (algo que quería asemejarse al Carnaby Street de Londres) para atraer a la “gauche divine” de Barcelona, que acogía a personalidades de la cultura, la intelectualidad y la política de la ciudad que se sentían atraídos por esta zona en concreto.

Autos David Barcelona

Los tiempos fueron cambiando, y con los tiempos también la David, en 1975 los sótanos de Tuset 21 acogieron los primeros mercadillos que pudieron verse en la ciudad (al estilo de los antiguos que se organizaban en el Covent Garden londinense) y más tarde se inauguró un frankfurt que abría hasta altas horas de la noche, un referente para toda una generación.

La fórmula de la regeneración, el saber resurgir de las cenizas adaptándose siempre a las necesidades del gran público es lo que hace de las empresas centenarias un estandarte al que agarrarse en momentos de ofuscación económica. La supervivencia de las compañías que han sabido reorganizar en cada momento sus ideas en base a la anticipación de las tendencias económicas y sociales para reaccionar con prontitud, eficiencia, prudencia y rigor, debería servir de ejemplo para aquellas que aspiran a perdurar en el tiempo y en la memoria de varias generaciones de españoles.

Barcelona años 20

Este próximo año 2014 David S.A. cumplirá 100 años, 100 años cargados de historia compartida con la ciudad de Barcelona, un centenario que queremos celebrar contigo y con todos los barceloneses, porque formamos parte de la ciudad que nos ha visto nacer, una Barcelona que nos ha dado y a la que hemos contribuído desde 1914, año en que unos locos del down-car decidieron llevar a cabo un sueño que, una centuria después ha derivado en algo que jamás hubieran imaginado. Y es que a veces los sueños dan giros argumentales tan bruscos que acaban siendo otra cosa totalmente diferente; y en eso estamos, viendo nacer etapas que nos ayudan a crecer, aportando a la ciudad (generación tras generación) esperanza, anhelos y un futuro con el que seguir trabajando.

Cumplimos un siglo de existencia soplando las velas de un aniversario muy especial que queremos celebrar y compartir contigo, por eso tenemos organizados varios eventos que iremos descubriendo en este blog y en nuestro grupo de Facebook. ¿Estáte atento!

Peculiaridades internas del Edificio David

Hablar del Edificio David es hablar de la historia de Barcelona, de la construcción de grandes edificios emblemáticos de la ciudad que con el paso de los años han ido dejando su huella por los acontecimientos en los que se han visto envueltos.

En los inicios del siglo XX, centuria que vió nacer a David, habría que destacar el crecimiento económico, la industrialización de la ciudad así como la proliferación de nuevas ideologías políticas entre la clase obrera (principalmente).  Pocos años atrás, anterior a la edificación del edificio David, la revuelta de julio de 1909 estalló en una ciudad que crecía inspirada y reflejada por la grandeza de París, sueño idealizado de la acomodada burguesía catalana, una ciudad que crecía a ritmo acelerado a través de grandes proyectos urbanísticos, como el Plan Jaussely, la Reforma Interior o la monumentalización del casco antiguo.

Edificio David

Fachada posterior con el cilindro de la rampa, en una fotografiía de la época. Se aprecia la salida al patio de manzana desde el semisótano y las otras siete plantas

El año 1914 Barcelona ve nacer en la calle Pallars a la fábrica de los Autos David (que llegarían a conformar la flota de taxis de la ciudad condal), casi a la par que la instauración de la Mancomunidad de Catalunya y que la llegada de la dictadura del general Primo de Rivera acabaría por revocar casi por la fecha en que oficialmente quedó inaugurado el edificio de la calle Aribau como tal (1931). Su mentor fue Ignasi Mas, arquitecto modernista que se inspiró en la arquitectura de la escuela de Chicago para crear el edificio.

estructura edificio David

Esquema del edificio sin las fachadas. La sobrecarga de uso prevista (500 Kg/m2) y la conexión de las plantas libres por medio de la rampa y los montacargas, dan lugar a una estructura formal apta para recibir casi cualquier uso

Por aquella fecha (1931) la flota de taxis David alcanzó la astronómica cifra de 1000 vehículos, lo cual les concendió un gran prestigio no sólo en la ciudad sino en toda España. ¿Dónde guardar toda aquella flota de automóviles? ¿Dónde guardar los automóviles nuevos que se iban creando? ¿Y cómo hacerlo de la forma más sencilla posible?

fábrica Autos David

La última planta del edificio con los chasis de los coches DAVID a la espera de ser completados

Ignasi Mas tuvo una idea revolucionaria al dotar al edificio de una rampa interna para que todos los vehículos pudieran acceder a su planta correspondiente sin necesidad de montacargas. Ideó un sistema de rampas dentro de un gran espacio industrial que facilitó el trabajo de acceso a mecánicos y chóferes.

fachada Edificio David

Plano de la fachada (calle Aribau) y estructura de las plantas del edificio David

Tras la Guerra Civil, el edificio empezó a parcelarse para crear oficinas, almacenes , etc… y albergar así a pequeñas industrias y productores que utilizaban el fácil acceso de los vehículos para cargar y transportar. De esta forma se presentó a finales de los años 40 el primer y único edificio en Barcelona donde los inquilinos y los visitantes de éstos podían acceder a cada una de las plantas del edificio mediante una rampa y dejar el vehículo junto a la puerta de su oficina.

planos David

Planos internos del Edificio David

Esta idea perdura aún hoy en día como atractivo de muchas de las empresas que eligen a David como centro de operaciones de sus negocios por la facilidad que tienen de carga y descarga así como por la disposición de grandes espacios diáfanos con luz natural que permiten trabajar cómodamente desde una oficina en el centro de Barcelona.

Es muy poca la gente que conoce la realidad de este peculiar edificio, y mucha menos la gente que conoce lo que realmente se esconde tras los muros de “la David” de Barcelona. Por ello nosotros hacemos hincapié en mostrar y explicar lo que tenemos dentro del edificio, y no sólo lo que podemos ver, sino que queremos también reivindicarlo como historia, porque 100 años han dado para mucho. Queremos gritar a los cuatro vientos que David no es anónimo, el edificio entero rezuma historia por los cuatro costados, cada viga de hierro, cada esquina de piedra, cada ángulo cincelado por el viento y la lluvia de un siglo de majestuosidad inquieta. Inquietud de la que varios emprendedores de la ciudad hicieron su estandarte y que, aún hoy, seguimos ondeando gracias a los negocios y proyectos que albergamos en nuestro interior.

Edificio David

Fachada principal del Edificio David por la calle Aribau

Esperamos que con este pequeño repaso a la historia de David, acompañado de fotografías históricas y planos reales de la época os hayan ayudado un poco más a comprender la idiosincrasia de un edificio que forma parte del espectáculo arquitectónico de esta singular ciudad que es Barcelona.

Si estáis interesados en profundizar en la arquitectura de este fascinante edificio te recomendamos la lectura de este artículo: El edificio David (1928-1931)