Aspectos que debes valorar al buscar una oficina en Barcelona

Barcelona es un gran reclamo, no solo turístico, sino a nivel empresarial. La marca Barcelona impregna todo lo que toca, sobre todo a nivel internacional, la magia que desprende solo se entiende si viajas de forma regular al extranjero (sea por negocios o por placer); tan solo con mencionar la palabra Barcelona encandila a tu interlocutor y es que la ciudad condal tiene un encanto que pocas ciudades europeas e internacionales tienen.

Hemos hablado en nuestro blog de forma larga y tendida sobre las bondades de Barcelona, y tras el Brexit parece que se postula como una de las Smart City más valoradas para atraer a todos esos negocios y empresas que van a abandonar el Reino Unido en breve.

Encontrar una oficina en alquiler en Barcelona no es tarea sencilla, la demanda de espacios únicos es elevada y la oferta empieza a escasear, esto como es normal hace que el precio por metro cuadrado se dispare, sobre todo en las zonas de la ciudad más cotizadas, aquellas donde se concentran la mayoría de empresas.

Está claro que el hecho de alquilar una oficina cualquiera en una zona cualquiera de Barcelona no es tan difícil como hacerlo en una zona donde las oportunidades de negocio sean mayores, un lugar céntrico y bien conectado con los servicios públicos, de fácil acceso y sobre todo cómodo. Todas estas facilidades que deberías estudiar a la hora de buscar una oficina son de fácil entendimiento, aunque muchas veces no entendamos que vayan a condicionar nuestra vida laboral.

Para que esto no ocurra, y en base a muchas opiniones contrastadas y conversaciones que hemos tenido con inquilinos de nuestro edificio y con otras empresas que forman parte de nuestro día a día empresarial hemos creído oportuno dejar constancia de los

aspectos más importantes que deberías tener en cuenta a la hora de alquilar una oficina en Barcelona

Ubicación: quizás es uno de los aspectos que más desapercibidos pasan a nuestros ojos. Muchas veces la ubicación queda en plano secundario, tenemos alguna preferencia por proximidad a nuestra vivienda, a algún cliente o proveedor importante, etc pero lo dejamos de lado cuando vemos un local bonito en otro lugar distinto. Este punto es quizás uno de los más importantes ya que determinarán un montón de situaciones futuras.

La ubicación determina la conexión y relación directa entre clientes, proveedores y empleados de la empresa. Si estamos en un lugar donde los servicios de transporte público son accesibles, donde existe un parking público cerca o incluso en el mismo edificio, zonas de carga y descarga próximas, restaurantes, bares, etc, toda la red se nutre de forma flexible y natural, es decir, nuestros clientes, proveedores y empleados gozarán de una sinergia positiva que finalmente acaba infuyendo también en la productividad.

Amplitud: los espacios diáfanos rezuman comodidad por los cuatro costados, un ambiente “abierto” favorece la comunicación entre empleados y ayuda a que aflore el compañerismo. Además, el impacto visual es impresionante, sobre todo para aquellos visitantes (clientes o proveedores) que no están acostumbrados a ver este tipo de oficinas. También la luz se distribuye de forma más uniforme y natural, lo cual siempre se agradece a la hora de trabajar frente a una pantalla. Huye de los espacios cerrados, con compartimentos, aíslan al individuo e inciden negativamente en la productividad.

Luz natural: quizás el aspecto más importante y a la vez más difícil de encontrar en una oficina de una gran ciudad como Barcelona. Trabajar con luz natural aumenta la productividad, y es que su influencia está directamente relacionada con el bienestar del trabajador. Busca oficinas bien orientadas, con grandes ventanales que dejen pasar la luz natural, insonorizados y térmicamente eco-responsables. La salud es la mejor de las inversiones.

Edificio de oficinas o centro de negocios: hace un tiempo ya escribimos en nuestro blog sobre la diferencia entre centro de negocios y edificio de oficinas, aquí hay que analizar los pros y contras, pero sin duda la mayor baza de este tipo de oficinas es tenerlo todo centralizado, los gastos controlados y sobre todo el networking entre empresas que se da en este tipo de edificios / centros de negocio. Estar ubicado en un lugar rodeado de empresas punteras puede hacer que aún siendo tu negocio algo menor que el resto pueda ser reconocido al mismo nivel, además pueden surgir sinergias espontáneas en cualquier momento.

Lugar emblemático de Barcelona: sin duda formar parte de un edificio ilustre y emblemático de la ciudad ayuda a que nos reconozcan enseguida, es decir, queda mucho antes en la memoria decir que tus oficinas están en el “Edificio David de Aribau” o en la “Torre Agbar” que decir que estás en la calle Balmes esquina Travessera. Esto ayuda sin duda a posicionar a tu empresa.

Alquilar una oficina es algo que debe meditarse bien, además de estos aspectos básicos también hay otros a tener en cuenta como el de la escalabilidad, es decir, tener previsión de que al crecer dicho espacio no se te quede reducido enseguida. Incluso que puedas (como es lógico) entrar y salir cuando quieras, sin límites de horarios y sin tener que estar dando explicaciones a nadie. También es esencial que puedas estructurar el interior del espacio y amoldarlo a tus necesidades, y no al revés.

¿Te imaginas un lugar que aglutine todas estas características que hemos descrito? Existe, y se llama Edificio David.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *